El Trops Málaga falla en la cancha del colista (33-25)

15 Feb. 2020     Partidos     Redacción

Y a la tercera, cayó. El Trops Málaga no pudo seguir alimentando su buena racha de resultados, tras sucumbir, y de qué forma, en la cancha del Ars Palma del Río por 33-25. Esta derrota inesperada, a domicilio, supuso un duro varapalo para los malagueños, que venían de ganar con solvencia dos encuentros, ante el Teucro, en Pontevedra, y frente al Sarrià, en el Pérez Canca.

Como ya pronosticó el técnico del cuadro malagueño, el partido contra el colista no iba a ser nada fácil. Y así fue, toda vez que el Ars Palma del Río, muy batallador, salió a la pista ávido de un triunfo para intentar la machada en el segundo tramo de la Liga, ya que, a todas luces, la permanencia para los cordobeses pasa por sumar de dos en dos en El Pandero, como así ocurrió.

Así las cosas, el Trops Málaga se presentó en el pabellón palmero con dos premisas que debía superar: la de enfrentarse a un equipo en apuros y lo que ello conlleva, y la de reinventarse, tras las bajas de Nacho Quero y Xavi Castro, mientras que Adrián Portela y Vidal jugaron con molestias. Ante esta situación, el entrenador de la escuadra verde y morada –vistió la segunda equipación– echó mano de dos jugadores del filial, Roberto y Henrik Khar. Sin embargo, la intensidad de un Palma del Río muy ordenado fue más que suficiente para tumbar a un mal Trops Málaga, que desperdició una buena oportunidad de instalarse en la zona tranquila de la tabla clasificatoria.

Los locales salieron como un huracán en el derbi andaluz de División de Honor Plata. El Ars mostró sus cartas nada más comenzar, sorprendiendo a propios y extraños, tras poner el marcador en un claro 4-1, cuando tan solo se llevaban tres minutos de juego. Aunque Cabello recortó distancias, los palmeños siguieron con una marcha más que los de Málaga, lo que posibilitó un parcial de 3-0 para los cordobeses. El electrónico del Pandero anunciaba un abultado 7-2 en el minuto 9:23 que hicieron saltar todas las alarmas. Ante este desaguisado, el entrenador visitante, Daniel Ibáñez, solicitó tiempo muerto para dar instrucciones a los suyos. Los continuos fallos en ataque, incluso, con un lanzamiento desde los siete metros errado, estaban condenando a los de la Costa del Sol. Y por si fuera poca la sangría, el Palma del Río anotó el 8-2 en el 12:35. Luego llegaría el 8-3 por mediación de Cabello, quien, por fin, marcó para los malagueños después diez minutos se sequía goleadora.

El Trops estaba siendo humillado por el colista. Hacía falta reaccionar y esto fue lo que buscó el técnico Daniel Ibáñez, que empezó a mover el banquillo, con la salida a la pista de Sío y Edu Moledo. Sin embargo, no hubo reacción. El Trops no encontraba la brújula. Estaba mal en defensa y peor en ataque. Ciertamente, no había forma de cambiar la dinámica negativa, circunstancia que aprovechó al Ars Palma del Río para conseguir una distancia de ocho goles (16-8) en el 24:22. Ante este sorprendente resultado, el equipo de Málaga solo pudo bajar a siete (17-10) al final de la primera mitad, tras el gol de Cabello, el más acertado del conjunto costasoleño de cara a portería.

Tras el paso por los vestuarios, la segunda parte empezó igual de mal que la primera. Un apático Trops no podía con la intensidad palmeña, pues se estaba jugando la vida. Fue tal la superioridad local que, incluso, obtuvo una renta de diez (26-16) en el ecuador del segundo acto. No obstante, los malagueños empezaron a subir el nivel defensivo y, con la salida a la pista de Vidal en las tareas de organización, se produjo una mejoría en el juego, que se tradujo en el marcador. El contraataque empezó a funcionar. El partido se ajustó a falta de diez minutos para el final. El electrónico se puso en 26-21, un resultado esperanzador que ponía las espadas en todo lo alto. En cambio, el Trops volvió a las andadas para acabar sentenciado por el último clasificado.

Al final, 33-25 para los de Palma del Río, que obtuvieron su recompensa al esfuerzo realizado sobre la cancha y ante su parroquia, que disfrutó de lo lindo con la primera victoria en casa, y mal resultado para el Trops, que está obligado a sobreponerse en las próximas jornadas si no quiere complicarse la vida.


Ficha técnica

33. ARS PALMA DEL RÍO. Pepe Martín (p. 2), Adrián Salas (2), Diego Reyes (3), Raúl Morales (8), Alex Plaza (3), Ángel Povedano (2), Julio Morgado (3) –siete inicial–, Raúl Caro, Moisés Godoy (1), Emilio Díaz, Sergio Antúnez, Carlos González (9) y Toni Sánchez.  

25. TROPS MÁLAGA. Oliva (p. 1), Quintana (3), Palomeque (1), Cabello (5), Fernández (1), Artés (2), Portela (4) –siete inicial–, Daniil Zhukov, Alarcón (p. 1), Curro Muñoz, Álvaro Armada (1), Vidal, Rudovic (3), Miguel Sío (1), Edu Moledo (2), Roberto Muñoz y Henrik Kahr.

Marcador cada cinco minutos: 5-2, 7-2, 10-3, 13-6, 16-8, 17-10 (primera parte), 20-13, 23-15, 26-17, 26-21, 31-22, 33-25 (final).

Árbitros: Roberto Carlos Mendoza Roldán y Juan Pablo Visciarelli Lareo, de la Federación Territorial de Andalucía.

Incidencias: Partido disputado en el Pabellón El Pandero, de Palma del Río (Córdoba), correspondiente a la jornada 18 en División de Honor Plata, ante unos 350 espectadores.


icono comillas Los malagueños salen humillados del pabellón El Pandero en un mal partido que el equipo local dominó de principio a fin

Comparte :

*Utilizamos cookies de terceros no necesarias para la navegación, con finalidades analíticas y estadísticas. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. OK | Más información